Muchas de las pequeñas ideas de la sala de estar giran en torno a engañar al ojo para que la zona parezca más espaciosa. Tales estrategias pueden transformar un área que se siente estrecha y claustrofóbica en una que se sienta acogedora y estéticamente agradable. Decora de manera que maximice la luz y el espacio, y presta atención a la forma en que usas el color, la escala y el peso.

Es interesante probar cosas nuevas. A veces las ideas tradicionales sobre la decoración del salón no son la mejor solución para un espacio pequeño. En lugar de usar persianas para el tratamiento de las ventanas, usa cortinas largas y fluidas porque llaman la atención sobre el espacio vertical, expandiendo así el área de la habitación.

La sala de estar, independientemente de su tamaño, debería poder funcionar como un espacio para la relajación y el entretenimiento. Aquí están algunas de nuestras formas de hacerla sentir más espaciosa.

Decorar con espejos

Los diseñadores a menudo colocan los espejos estratégicamente en lugares pequeños para que se sientan más grandes. Una de las ideas más comunes de las pequeñas salas de estar es colgar un gran espejo en un lugar central para crear un punto focal. Para reflejar la luz y añadir un ambiente agradable, ponlo detrás de una fuente de luz como una vela o una lámpara colgante. Si es posible, coloca un espejo frente a tu ventana para que refleje la vista y dé la ilusión de otra ventana.

Arrastra la vista hacia arriba

Una habitación tiene una dimensión vertical y otra horizontal. Si tu sala de estar tiene un techo alto, aprovecha el espacio extra decorándolo de manera que atraiga la mirada hacia arriba. Las cortinas de suelo a techo son una forma elegante de lograr este objetivo.

Otra idea es llenar el espacio vertical con una colección de obras de arte pequeñas y medianas. Esta técnica hará que la habitación se sienta más grande de lo que es en realidad, porque invita al ojo a vagar más allá del espacio horizontal a la altura del ojo que puede sentirse confinado.

Usa colores neutros

Una de las ideas más populares de las pequeñas salas de estar es el uso de colores neutros en las paredes, el suelo, el techo y la tapicería de los muebles. Una paleta de blancos o beiges expandirá el espacio pareciendo que empuja hacia atrás las paredes. Los tonos suaves también tienden a iluminar una habitación reflejando la luz. Además de ampliar un área, una paleta neutra imparte una sofisticación instantánea y crea un ambiente calmante.

Elegir muebles de apariencia ligera

Cuando compres muebles, considera su peso visual. Este concepto se refiere a la percepción de la pesadez de un objeto basada en el tamaño, el color y el diseño. Elije piezas que tengan una apariencia ligera, ya que las más pesadas parecerán constreñir un espacio.

Opten por colores pálidos sobre los más oscuros, y selecciona piezas que tengan patas, evitando las que sean encajonadas. Las mesas de cristal de centro o las mesas auxiliares ocuparán menos espacio visual que las de madera porque se puede ver a través de ellas. Cualquier mueble que no obstruya las vistas hará que un área parezca más abierta

Selecciona muebles de pequeña escala

Una lista de pequeñas ideas para la sala de estar no estaría completa sin la recomendación de seleccionar muebles que no dominen la habitación o que parezcan dominar el espacio. Un sofá con brazos finos y un respaldo bien tapizado es preferible a uno con brazos sustanciales y un respaldo de varios cojines.

Si el espacio es estrecho, puedes prescindir completamente de un sofá, ya sea eligiendo un loveseat o taburetes. Al elegir las sillas, considera las sin brazos porque ocuparán menos espacio que un modelo con brazos.

¿Cuáles son tus ideas favoritas para hacer que tu pequeña sala de estar parezca más grande?