Sólo porque tu casa no tenga espacio para un comedor completo y formal no significa que no puedas crear un gran espacio para el entretenimiento. Trabajar con un pequeño comedor puede ser difícil, pero con un poco de planificación y previsión, puedes hacer que casi cualquier cantidad de metros cuadrados funcione para ti.

¿No nos crees? Sigue leyendo. Hoy os traemos nuestros mejores consejos sobre cómo diseñar una pequeña zona para comer sin que te sientas muy agobiado. Sigue leyendo para ver qué ideas funcionarán mejor en tu propia casa.

Definir el espacio

El primer paso para crear cualquier espacio es definirlo, si tu espacio de comedor es parte de otra habitación como la cocina o la sala de estar, vas a querer dejar claro que este espacio tiene su propio propósito. Hacerlo ayudará a que la función sea clara, lo cual es crucial para cualquier proyecto de diseño interior exitoso.

En cuanto a cómo lograrlo, hay un par de maneras de conectar un espacio a sí mismo. Una lampara de techo ayudará a traer más interés visual. Alternativamente, podrías elegir incorporar una alfombra debajo de la mesa del comedor. Usar uno o ambos métodos es como un toque final que ayudará a que el espacio se sienta como un pensamiento completo en lugar de la mesa y las sillas que se acaban de colocar en la habitación.

Se creativo con los asientos

A veces, cuando se trabaja con espacios pequeños, no te puede dar el lujo de seguir una disposición tradicional, mientras que un comedor formal normal típicamente incluiría una larga mesa alineada a cada lado con sillas, no tiene que verse de esa manera. Tienes la libertad de ser creativo con los asientos y encontrar un arreglo que funcione bien para ti.

Con eso en mente. ¿Está tu comedor en una esquina incómoda que podría beneficiarse de asientos redondeados en lugar del tradicional rectángulo o cuadrado? ¿Podrías usar bancos en lugar de sillas para ocupar menos espacio en general? Si realmente estás en un lugar estrecho, te beneficiarías de un asiento multifuncional que sirva también de almacén.

Elije los muebles ligeros

En el diseño de interiores, es importante considerar la proporción, o la relación en tamaño entre todos los objetos del espacio. Aunque esto puede sonar vago, sólo significa que debes hacer un esfuerzo para encontrar objetos que se vean de un tamaño apropiado para la habitación, en lugar de piezas que se sientan como si estuvieran rellenas o ahogadas en un espacio abierto.

En espacios pequeños, se deben considerar muebles ligeros, lo que significa que se ven livianos en términos de peso visual. En general, esto significa optar por muebles que tienen patas. Ser capaz de ver la luz que entra a través de los muebles, en lugar de tenerlos cerrados y sentarse pesadamente en el suelo, da la ilusión de tener más espacio.

Hazlo acogedor

Por último, ten en cuenta que los comedores son espacios íntimos. Son espacios destinados a que la gente se siente y hable durante horas mientras disfruta de una buena comida. Los espacios pequeños inherentemente se suman a esa sensación de intimidad. Para sacar el máximo provecho de su pequeño comedor, debe hacer un esfuerzo para que se sienta cómodo y acogedor.

La respuesta obvia de cómo hacerlo es trayendo textiles. Añade algunos cojines a tus asientos y, si puedes, pon cojines. Además de eso, los accesorios adecuados también pueden traer una sensación de calidez al espacio. Piensa en invertir en algún arte de pared relajante o en conseguir un bonito centro de mesa que se convierta en un punto focal.

¿Estás trabajando con un pequeño espacio para comer? ¿Cómo has hecho que el diseño funcione en tu casa? Cuéntanoslo en los comentarios de abajo.