¿Sientes un poco celos después de ver las nuevas instalaciones de tu amigo? Nos pasa a todos. La verdad es que ningún hogar es perfecto. Lo más probable es que los propietarios que viven en la llamada casa de tus sueños también deseen hacer algunos cambios.

La cosa es que no necesitas renovar o reconstruir la casa de tus sueños. Al repensar la forma en que usas tu espacio, puedes adorar donde vives ahora. Los puntos débiles de tu casa pueden ser resueltos con una organización inteligente. La casa de tus sueños podría estar justo debajo de tu nariz, o al menos debajo de esa vieja alfombra. Os damos algunas ideas para que logres eso que quieres con lo que ya tienes.

Edita” tus cosas

Mostrar tus cosas de una manera considerada te ayuda a amar tu espacio.

Lo que sientes como una situación de agobio podría ser un caso de demasiadas cosas. Tomarse el tiempo para cambiar tus cosas puede liberar metros cuadrados y ayudarte a racionalizar el resto de tu casa. ¿Te sientes abrumado? Empieza con el espacio más factible, como tu armario. Ábrelo, déjalo y evalúa cómo lo usas. ¿Realmente se utiliza mejor para fundas de almohada o podría servir para un mejor propósito? Lo que ahora es un armario de lino subutilizado podría ser una gran despensa o un espacio de artesanía en su lugar.

Una vez que hayas abordado eso, pasa a cosas más grandes y mejores. Deshazte de las cosas que no usas y guarda las que sirven a un verdadero propósito. ¿Cosas que son anticuadas, inútiles o que están en el camino de serlo? Puedes donarlo a alguien que lo pueda utilizar.

Re-crea” tus habitaciones

Reponer las salas para el modo en que vives puede ser un gran acierto, puede que sólo te desagrade la forma en que se usa. Sólo porque las casas típicas tengan un comedor formal no significa que tengas que usarlo así. Si sólo usas el comedor para dos grandes cenas al año, pero los juguetes de tus hijos están por toda la casa, ¿realmente está siendo utilizada adecuadamente?

Piensa más allá de lo usual en cómo usas tus habitaciones. Un comedor podría tener más sentido como un estudio. Un cuarto de manualidades sin usar podría ser un gran espacio para lavar la ropa. ¿Esa habitación de invitados vacía? Podría ser mejor utilizada como un cuarto de juegos.

Esculpe” el espacio

Para las casas de concepto abierto (Lofts) es muy importante el diseño, pero pueden hacer que algunas cosas sean un desafío. Intentar atraer a un adolescente para que termine los deberes en una cocina ruidosa o intentar ver el partido con un niño ocupado puede hacer que los diseños de concepto abierto sean complicos. Si sientes que tienes demasiadas habitaciones integradas con multiples funciones, intenta dividir el espacio.

Usar cosas como estanterías, muebles e incluso pantallas puede ayudarte a dividir el espacio de forma no permanente. Luego, puedes evaluar y reorganizar según sea necesario para asegurarte de que tu casa es un lugar que te gusta.

Un espacio dedicado a ver la televisión, una clara delimitación entre la cocina y la sala de estar, estos pequeños cambios pueden ayudar a aliviar algunos de esos puntos dolorosos en una disposición menos que ideal.

Utiliza” cada rincón

Desear tener lavaderos o romantizar un rincón de lectura de otras casas puede hacer que tu espacio se vea como si fuera todo trabajo y nada de juego. Lo que hace que las casas personalizadas y de lujo se sientan especiales no son siempre los espacios principales, sino los pequeños extras. Al tener espacio para actividades específicas, las casas personalizadas dan a las familias la vibración más personalizada.

Pero no es necesario comenzar la demolición para obtener los espacios que quieres. Sólo hay que repensar los rincones. Puedes tener espacios personalizados dedicados, aunque pequeños, en casi cualquier casa. Ese vestidor puede convertirse en un paraíso para los artesanos. Un guardarropa puede convertirse en el centro de mando de tus hijos. Incluso un rellano de escalera puede convertirse en un cómodo rincón de lectura con una silla y una lámpara. Tal vez no puedas dedicar espacios enteros a los pasatiempos y el estilo de vida de tu familia, pero lo más probable es que pueda encontrar rincones que funcionen igual de bien.

Puede que sueñes con una chimenea de dos pisos y que lo tengas en tu futura casa, pero aún puedes amar el lugar donde vives hoy. Repiensa tu espacio, sé creativo y añade toques que hagan que tu casa sea perfecta para ti y tu familia, y así conseguirás apreciar mejor el hogar que has construido.

¡Déjanos un comentario si se te ocurre algo diferente!