Los comedores formales pueden volverse rápidamente monótonos y anticuados.

Por suerte, no necesitas un gran presupuesto para actualizar tu comedor. Aquí hay tres maneras fáciles de arreglar un comedor.

Añade color a la pared

Tanto si pintas una pared de un color nuevo y atrevido como si optas por un papel pintado moderno, espejos o cuadros, refrescará instantáneamente el aspecto de tu comedor. Además, como tanto la pintura como el papel pintado son bastante asequibles, y la aplicación es fácil de completar, este proyecto es una forma sencilla de crear un punto focal sin necesidad de realizar grandes renovaciones.

Típicamente, la primera pared que se vea al entrar en la habitación: la pared que esté más lejos de la puerta. Idealmente, también será una pared que no tenga puertas o ventanas, para que tu pared se destaque, sin intrusiones.

No tengas miedo de hacer una declaración: ¡las paredes de colores están hechas para ser llamativas! Ahora es el momento de jugar con las impresiones y los patrones, de añadir algunos colores metálicos, o incluso de crear una galería con algunas fotos familiares. Todo vale, siempre y cuando te asegures de contrastar tu pared con el resto de la habitación.

Ir ecléctico.

Coordinar cada elemento de tu comedor puede resultar costoso. No tengas miedo de usar un diseño ecléctico para mezclar y combinar varios estilos, fabricaciones, incluso periodos de tiempo. Hacerlo permite más libertad para armar un diseño que funcione en tu presupuesto.

Dicho esto, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a asegurar que tu diseño se mantenga cohesivo. Recuerda, sobre todo, que el espacio debe seguir siendo funcional. Haz un plan para tu diseño antes de empezar, y haz lo mejor para mantener la función a la vanguardia.

También querrás mantener la habitación unificada. Trabaja en encontrar algunos pequeños detalles como colores, formas, patrones para que puedas repetir en varios aspectos de tu diseño. Esto asegura que todos los elementos se sientan intencionales, en lugar de ser lanzados juntos al azar.

No olvides los accesorios.

Acceder a una habitación es como poner la cereza encima de un helado. Hace toda la diferencia. No hay necesidad de volverse loco, ya que el objetivo sigue siendo actualizar el comedor con un presupuesto, pero añadir unos pocos toques finales va muy lejos.

Intenta usar tu espacio sabiamente. Nadie quiere desorden, especialmente en un área que está destinada a albergar a mucha gente a la vez.

Si no tienes mucho espacio, tu mejor apuesta es optar por accesorios más pequeños como un simple centro de mesa floral o un carrito de bar antiguo.

Finalmente, ¡diviértete con ello! Tu casa debe reflejar quién eres y qué te gusta, así que no temas infundirle a la habitación tu personalidad. Sea lo que sea que elijas, te encantará ver cómo se transforma tu comedor formal si te diviertes haciéndolo.

Darle a tu comedor formal un cambio de imagen no tiene por qué romper tu bolsa de ahorros. Se nos ocurrieron tres maneras fáciles de arreglar tu comedor con un presupuestobajo. Después de probar estas ideas, invita a algunos amigos a cenar y mira lo que notan de tu nuevo look. Luego, como siempre, haznos saber tus reacciones favoritas de los invitados en los comentarios.